Esta actuación consiste en la instalación de plantas fotovoltaicas para autoconsumo en distintos edificios municipales. El objetivo es producir energía eléctrica para autoconsumo de los distintos edificios, de esta forma se conseguirá una reducción del consumo eléctrico y una reducción de emisiones CO2